Archivos de la categoría 28 – EL GALLO

EL GALLO

Horoscopo Chino Gallo

Disponible estoy
para saludar el día
y para anunciar su partida.
Me nutro de regularidad y precisión.
En mi interminable búsqueda de perfección
todas las cosas serán devueltas
a su legítimo lugar.
Soy el exigente director de la tarea,
el administrador siempre atento.
En mi mundo busco el orden perfecto;
represento la dedicación sin desfallecimiento;
soy el Gallo.

CORRESPONDE AL SIGNO OCCIDENTAL DE VIRGO.

NOMBRE CHINO DEL GALLO: JI

ELEMENTO QUE LE RIGE: METAL (Véase: Significado de los elementos).

TENDENCIA YIN YANG: Negativa.

COLOR CONVENIENTES: Amarillo.

PLANTAS: Genciana, Artemisa, Naranjo y Palmera.

FLORES: Girasol y Oxiacanta.

PROFESIONES DE CONVENIENCIA: Artista de teatro, cine y T.V., estadista, ejecutivo, político, religioso, orador, científico. Para ampliar lo de las profesiones, leer en la parte de ‘Los 5 Elementos y su Influencia’, lo relacionado con Metal.

AÑO DEL GALLO

El optimismo del año del Mono se extiende a este año, pero el Gallo tiende a ser confiado en exceso y propenso a elaborar planes disparatados. Al mismo tiempo que aporta días luminosos y felices, el colorido del Gallo disipa energías. Es mejor atenerse a los caminos prácticos y bien transitados. Olvídate de ese polémico best seller que estabas pensando escribir. Este año no es para enriquecerse con planes improvisados.

Es posible que resistirse a correr en pos de metas ilusorias exija un gran esfuerzo. Nada de aventuras especulativas, de las que solo resultarán desilusiones y conflictos. Al Gallo le gusta hacer alarde de su autoridad, y de esta actitud dominante pueden derivar muchos problemas. Pero, como él simboliza también al buen administrador y escrupuloso juez del gallinero, la paz se mantendrá en equilibrio inestable, ya que su personalidad espectacular puede acentuar toda clase de discusiones mezquinas.

Este años es probable que hayamos de realizar un máximo de esfuerzo para obtener ganancias mínimas. Trata de no inquietarte por pequeñeces, los detalles necesitan atención, pero no olvides mirar la totalidad del cuadro. Sé cauteloso y no apuntes demasiado alto, que a uno también pueden derribarlo.

La política seguirá la línea dura y el escenario diplomático estará dominado por oradores filosóficos que se entusiasman locamente por nada. Los gobiernos mostrarán sus puños unos a otros, pero por puro exhibicionismo; es probable que no haya verdaderos enfrentamientos, simplemente cada uno estará ocupado consigo mismo como para no oír ni importarle lo que diga el otro. La influencia de la hipersensibilidad del Gallo hará que nos ofendamos ante el menor agravio. Tenderemos a ser exageradamente ostentosos con la imagen espléndida que creemos proyectar. Disensiones y discusiones en todos los aspectos será expresión de la propensión del Gallo al ejercicio de la polémica, y es probable que no causen daño permanente a nadie si se la toma en el contexto adecuado.

Será un año alegre, pese al don del Gallo para complicar hasta las cuestiones más simples. Algo es seguro: rara vez termina con las manos vacías. Este año estará regido por un pájaro capaz de bastarse a sí mismo y jamás pasará hambre.

Limítate a mantener los ojos abiertos y la boca cerrada, y verifica hechos y cifras antes de hacer una jugada sin precedentes. Todos deberíamos salir adelante sin demasiadas preocupaciones. Aunque terminemos con los nervios un poquito destrozados, no tendremos los bolsillos vacíos.

PSICOLOGÍA DEL ADULTO GALLO – HOMBRE O MUJER

El Gallo es el Quijote del ciclo Chino. El héroe intrépido que debe mirar la tierra para sobrevivir es el peor comprendido y el más excéntrico de todos los signos. Exteriormente es la suma de la seguridad en sí mismo y de la agresión, pero es probable que en su corazón sea conservador y anticuado.

Los nacidos bajo este Signo, los hombres especialmente, serán atractivos, e incluso de una prestancia ostentosa. El principesco Gallo está radiante y orgullos de sus hermosas plumas, y las luce con un porte impecable. A los Gallos no se les ve por ahí alicaídos, se contonean con dignidad. Hasta el más tímido de la familia dará una imagen pulcra y nítida y, donde quiera que vaya, mantendrá un porte especial.

Hay dos tipos distintos de Gallos: los de encendido rápido y sumamente charlatanes, y los de tipo observador y solemne, con mortífera visión de rayos X. El trato es igualmente difícil con ambos.

El Gallo tiene excelentes cualidades de que jactarse. Es agudo, pulcro, preciso, organizado, decidido, honrado, alerta y sumamente directo. Su espíritu crítico puede llegar a la brutalidad. Jamás se le debe pedir su opinión franca y sin reservas, porque es posible que sus comentarios no se olviden jamás. Le encanta discutir, demostrar lo enterado que está y lo despierto que es, a veces sin consideración por los sentimientos ajenos. Pero cuando a él, a su vez, le revuelven las plumas, se pone insoportable, no tiene el molde de los diplomáticos, y las situaciones que exigen tacto, delicadeza y discreción no van con su estilo.

Su actitud es la de andar tratando de consentir a todo el mundo, con celo digno de un misionero, a su manera de pensar.

Sobresaliente en la actuación, el Gallo resplandece cuando es el centro de atracción. De personalidad tremendamente imponente, es capaz de seguir cualquier carrera que lo convierta en foco de las miradas del público. Alegre, ingenioso y divertido, el magnífico Gallo jamás dejará pasar una oportunidad de relatar sus aventuras y enumerar sus logros. Hábil para expresarse, tanto oralmente como por escrito, y hay que reconocerle que está preparado para hablar de cualquier tema. El enfrentamiento o la polémica con el Gallo serán largos y difíciles, ya que tiene una energía sorprendente, hace sus deberes completos y, además, es capaz de demoler.

Un Gallo negativo es egoísta, terco y demasiado áspero hasta para su propio bien. Está convencido de que tiene la razón en un cien por ciento. Presidirá reuniones para hacer alarde de la excelente opinión que tiene de sí mismo, pero si uno se fija bien nos encontramos con que él monta todo ese espectáculo más bien como una manera de reasegurarse constantemente de su propio valor, y no para irritar a nadie.

Todos los nacidos bajo la regencia del Gallo son buenos para manejar dinero. Hacer cuentas, ordenar las finanzas y ser los guardianes de la caja son actividades que le fascinan. El Gallo presupuesta todo lo que le pasa por las manos, y eso incluye su tiempo, el tuyo, el del cartero, el de la compañía y, así, todo lo demás. Estará siempre en función de tesorería. manejará con prudencia sus dineros, y hasta es posible que monte su propio minibanco dando préstamos y cobrando intereses a los menos cuidadosos.

Si se tienen problemas financieros por falta de control, lo más indicado es asesorarse de un Gallo para que administre los fondos y, si se encarga, hasta controlará su propio dinero y, en general, nunca habrá tanto orden y meticulosidad en asuntos financieros como cuando son manejados por los Gallos. La palabra clave del Gallo es ‘servir’, y lo hace con tanto celo que hasta puede causar molestias.

En realidad, el carácter Chino con que se designa al Gallo es «JI» que significa simplemente pollo. Pero como es una persona que hará cualquier cosa menos escapar como un polluelo asustado, comunmente se le llama Gallo. Además, la personalidad del Gallo destaca y domina realmente la de toda la familia de las gallináceas.

Su Signo es también el del cobrador. Las cuentas pendientes le pican como bichos, y no hay que observar como se comporta el Gallo con ellos; los devora.  Como le encantan las tareas difíciles, no hay nadie como él para entendérselas con los deudores morosos. Y no se puede esperar que improvise, porque no se le puede pedir que sea versátil e inventivo, de esto carece; entonces ‘planeará’ el ataque de cobro.

Para entender realmente al Gallo, se debe aceptar su predilección por la controversia, que quizás se deba al ejercicio mental que representa para él. Por más difícil que parezca, hay que comprender que en sus acciones no hay nada personal, y tener el sentido común suficiente para mantenerse alejado de él, pues siempre es de cuidado. Y por más que parezca actualizado y mundano en todos los demás aspectos, también hay que tener en cuenta que en el terreno sexual y en los asuntos del corazón, el Gallo puede ser, en algunos casos, sobrio, ponderado y conservador, aunque sea difícil de creer.

Si quiere progresar con agilidad y sin obstáculos, el Gallo debería empezar por darse cuenta de que la gente no se mostraría tan adversa a aceptar sus excelentes consejos si él los presentara de otra manera, tal vez ligeramente azucarada.

Cuando un Gallo gasta demasiado, es probable que lo haga para apaciguar un ego de tamaño fuera de lo común. Le gusta vestirse bien y llamar la atención. De ahí que en ocasiones tienda a decorar en demasía sus casa, su oficina y hasta su propia persona. También le impresionan mucho los premios, medallas y títulos honoríficos de toda clase. Un Gallo procurará por lo menos ganar un premio, contar en su haber con un título profesional, o tener una medalla al valor. Si tiene dinero, solo será generoso con sus familiares más inmediatos, o con el fin de ganarse la admiración de sus seguidores; siendo así, para los demás, lo único que pueden obtener de él son consejos y no siempre.

De una manera u otra, todos los Gallos son perfeccionistas; tienen un ojo agudísimo para los detalles, unidos a grandes expresiones de fantasía teórica. A veces sus ideas resultan mejor sobre el papel que en la realidad, porque se olvidan de tener en cuenta las flaquezas humanas y otras variables. Tienen mentalidad científica, y es fácil que no puedan comprender el porqué otras personas no son capaces de regir su existencia mediante fórmulas, como ellos.

Sin embargo, con todos sus defectos y su modalidad entrometida, el nativo del Gallo es, generalmente, sincero en su deseo de ayudar a los demás, y la intención de todo lo que emprende es, sin duda, de buena fe. Si arremete con tanta fuerza es porque está muy seguro de sus convicciones; tanto, que tiende a cerrarse mentalmente a los puntos de vista de las demás personas.

Si sus sueños son demasiado rebuscados y ambiciosos, el Gallo sufrirá muchos desengaños en su vida. Tiene que aprender a no empeñarse en alcanzar el cielo. Al tiempo que puede ser práctico cuando se trata de asuntos difíciles, también puede ser muy irrazonable y puntilloso con pequeñeces. Pero es inútil interponerse entre él y sus objetivos, porque el Gallo es el caballero intrépido que se recupera en un abrir y cerrar de ojos y se va en pos de otro arco iris. En situaciones de depresión, el Gallo es valiente y caballeresco, pero a veces lleva su heroísmo más allá de lo necesario.

La hembra de este Signo es más apegada a la tierra y menos pintoresca en sus aspiraciones. Eficiente en extremo, conseguirá que todo se haga con mínimo de alboroto. Se puede estar seguro de que dispondrá de una enorme cantidad de energía para hacer lo que se haya propuesto.

Será difícil encontrar una mujer más servicial que la Pollita, a no ser una Jabalina. Aunque la Gallina da impresión de que la hayan condenado a trabajos forzados; la verdad es que le encanta llevar una vida de dedicación y compromiso. De no ser así, ¿qué haría con sus enormes reservas de energía? Mientras otros se limitan a aburrirse, ella puede asustarse muy de veras cuando se encuentra con que le sobra tiempo.

La Gallina es más adaptable que el Gallo y se desempeñará bien en sociedad. No tendrá resquemor en ser una simple obrera, una más del grupo, si así se acerca a su meta. Se adapta a la rutina y llega siempre a la hora fijada, si no antes. Es tan capaz y productiva como el macho de su especie, pero menos ostentosa en su desempeño. Cuidadosa, concienzuda y menos entrometida, puede destacarse en trabajos de precisión, corrección de pruebas, preparación de estudios a largo plazo, compilación de estadísticas y actividades semejantes. Meticulosa en su trabajo, tiene también condiciones para ser una maestra minuciosa y paciente, una madre atenta y protectora y una esposa solícita en atenciones a su esposo o compañero.

La Gallina tiene, efectivamente, tendencia a machacar y recordarle constantemente a uno lo que tiene anotado en la agenda, pero eso se debe atribuir a su exceso de diligencia, no a que se haya propuesto mortificar. La Gallina suele dar la impresión de que se propone reformar o rehacer a la gente que quiere, pero es simplemente su manera de demostrar que se preocupa y le importas. No resiste ver que cometan errores cuando ella está cerca y puede impedirlo. Por consiguiente te ayudará a levantarte cada vez que tropieces, y cuando te oiga tartamudear, te ofrecerá la palabra adecuada. Servicial en extremo, la Gallina puede llevar los objetos de su devoción al borde de la locura.

La Gallina es capaz de perdonarte cualquier cosa, pero no antes de haberse olvidado ─dándote un buen sermón─ de los sentimientos que le oprimen el pecho. Hecho esto, no es de las que se guardan los resentimientos ni es vengativa por naturaleza.

La Pollita es simple para vestirse. Prefiere los conjuntos sencillos, clásicos y naturales, que pueden ser adecuados a diferentes ocasiones, con el complemento de sus muy diversos accesorios.

Si se consigue atisbar en su cartera se puede saber mucho más sobre su carácter. Además de muchas noticas que ella misma se escribe para recordarse compromisos o compras; tendrá probablemente anotadas las medidas de los zapatos de toda la familia, el número telefónico de todos sus amigos, familiares y conocidos. Está armada hasta los dientes con los nombres de medicinas para todas las dolencias, amén de otras recomendaciones y prohibiciones. Es precisa y ordenada y le divierte encargarse de distribuir u organizar eventos. Abrir la oficina por la mañana y cerrarla en la noche, cuando ya todos los demás se han ido, no es nada que exceda sus posibilidades. Mantiene celosamente sus responsabilidades y disfruta con el poder que su autoridad le confiere.

Todos los Gallos son intachables en el trabajo. Saben como complacer a sus superiores, que a su vez quedarán impresionados por la agudeza de su intelecto y su eficacia. Pero, pese a su energía sin límites y a su arrolladora voluntad de triunfar, el Gallo es demasiado «gallito» cuando es negativo, y puede orientar mal sus esfuerzos o asumir tareas imposibles. Lo irónico del caso es que este nativo encontrará el éxito y el dinero en los lugares menos rebuscados; contrariamente a sus propias opiniones, no tendrá que andar mucho ni llegar muy lejos para encontrarse con su fortuna. Como dicen los Chinos, «con un pico y unas patas tan fuertes, los pollos son capaces de encontrar comida hasta en el terreno más duro».

De la misma manera, si el nativo del Gallo puede descender a la tierra y dedicarse a los asuntos mundanos, puede literalmente sacar oro del patio de su casa. Le irá bien si establece su propio negocio o industria, o administra las propiedades de la familia, pero vaya donde vaya, será lo bastante meticuloso y competente como para conseguir que en muy poco tiempo todo marche sobre rieles.

Las emociones de estos nativos están sometidas a grandes oscilaciones. El Gallo se siente acosado por una mentalidad inquisitiva y orientada hacia la acción. Su tendencia a indagar lo mantiene fijado a sus objetivos. Una vez que se decide a demostrar algo, no deja piedra sin mover. Como investigador es excelente; en cada Gallo hay un detective en potencia.

Con sus múltiples condiciones administrativas y su natural pasión por el trabajo, el Gallo empezará joven y tendrá éxito desde temprano en la vida. Lo que más necesita en todo cuanto emprenda es moderación, restricción y una mano firme para dirigir sus irreprimibles energías. Por más competente que sea, tiene que darse cuenta que no puede tomarse el mundo entero por asalto en un solo día, y programar nuevamente a todos los demás para que hagan las cosas a su manera.

En una palabra, el nativo de este Signo es capaz de realizar con aplomo la más asombrosa de las tareas y, después, ponerse delirante con los mínimos detalles.

Al Gallo le encanta que lo elogien, es alérgico a las críticas y si se trata de compartir los éxitos puede ser muy egoísta. No le gusta admitir sus errores y llegará a cualquier extremo para desacreditar a sus enemigos. Como proveedor para su familia es una persona astuta y les consentirá cualquier cosa, siempre que ninguno se atreva a disputarle el primer lugar. Le vendrá bien tener una familia grande, porque el Gallo necesita las alabanzas de un grupo que estimulen lo mejor que hay en él.

Suceda lo que suceda, para el Gallo será una ventaja su condición de trabajador incansable, porque le costará abrirse paso en la vida. Las cosas no le caerán de los árboles. Es el soñador intrépido lleno de ambiciones y buena voluntad, pero destinado a triunfar. Pero, por otra parte, no conviene subestimar sus poderes. Como es, por instinto, fieramente competitivo, si se lo propone, puede matar a picotazos a la formidable Serpiente.

En resumen, el pintoresco pero polémico Gallo no dejará de causar impresión. O se encantará la gente con él y se le llega a tomar gran afecto, o no se podrá siquiera notar su presencia. No hay término medio.

RELACIONES HUMANAS

El Gallo hará buena pareja con la prudente e intuitiva Serpiente, que a su vez necesita de la personalidad efervescente y de la actitud cálida e intrépida del Gallo para alegrar su vida.

También el Búfalo ganará con la visión soleada que puede aportar el Gallo a su regimentada existencia. Los dos serán trabajadores compulsivos, aunque el Gallo no es tan valeroso y heroico como el Búfalo.

El Dragón encontrará muy de su agrado los planes grandiosos del Gallo, ya que los dos son expansivos, enérgicos y ambiciosos.

El Tigre, la Oveja, el Mono y el Jabalí serán buenos compañeros para el Gallo. Claro que con dos Gallos juntos, lo que se conseguirá es una riña permanente. Con las Gallinas es probable que haya más armonía. El nativo del Gallo tendrá conflicto con los nativos de la Rata. El Gallo carece de intimidad, en tanto que la Rata se nutre de ella. Tampoco encontrará el Gallo felicidad junto al Conejo que es sensible y no intenta nunca provocar a nadie ni incitar a sus enemigos. Por su parte, el Gallo es experto en suscitar peleas y puede chocar con la gente por sus desconsideradas observaciones. Este es un rasgo que escandaliza y distancia al Conejo, incapaz de soportar una agresividad tan manifiesta.

La relación del Perro con el Gallo oscilará entre tibia y helada, según la amplitud con que difieran los puntos de vista de ambos. Podrán trabajar juntos, pero no están hechos para compartir una perfecta felicidad conyugal.

GALLO CON GALLO: Choque de voluntades y lucha por la superioridad en el contacto recíproco. Pocas áreas de entendimiento. En el mejor de los casos, solo habrá una simple cortesía.

GALLO CON PERRO: Vínculos entre moderados y fríos. Problemas en las relaciones recíprocas, y algún resentimiento subyacente. Apenas sí se tolerarán.

GALLO CON JABALÍ: Puede haber algunos intereses compartidos. Sin comprensión profunda de la personalidad del otro, peropueden colaborar si es necesario.

GALLO CON RATA: Dificultades en la relación recíproca. No pueden lograr lazos perdurables. Se evitarán o, en el mejor de los casos, se tolerarán.

GALLO CON BÚFALO: Excelente unión y equipo sumamente afortunado. Sin dificultades en la comunicación recíproca, tienen mucho en común.

GALLO CON TIGRE: Brechas en la comunicación y reservas mutuas. Muchos choques, leves pero irritantes. Relaciones de moderadas a frías.

GALLO CON CONEJO: No compatibles. Disensiones y desacuerdos. Ni pueden entenderse y habrá choque de personalidad en el amor y en los negocios. Muy poco en común.

GALLO CON DRAGÓN: Pareja muy compatible y afortunada, la unión será feliz y próspera. Profunda comprensión recíproca y vínculos duraderos.

GALLO CON SERPIENTE:  Excelente relación en el matrimonio o en sociedades. Confianza y comprensión recíprocas. Los unen fuertes vínculos y serán una pareja afortunada.

GALLO CON CABALLO: Hay un distante respeto mutuo. Tendrán que vencer barreras y diferencias de personalidad para trabajar juntos con éxito.

GALLO CON OVEJA: Algunas reservas mutuas y dificultad en la relación. Solo se tolerarán en cierta medida y en pocas circunstancias.

GALLO CON MONO: Vínculos fríos o formales. No les interesa entenderse, pero podrían cooperar si tuvieran intereses comunes.

DESCRIPCIÓN POPULAR DEL GALLO

Para los Chinos el empleo de simbolismos y de ejemplos en forma de historietas es la mejor manera que eligen para hacerse entender. Por eso en el siguiente ejemplo, relacionado con el Gallo, no hay mejor forma de describirlo:

Un hombre tenía una mujer muy hermosa; pero, desgraciadamente su nariz demasiado achatada, deslucía la belleza de su rostro. Incluso su mejor amigo le repetía con frecuencia:

─ Tu esposa es encantadora, ¡lástima que tenga la nariz tan achatada!

Un día pensando por la calle, observó a una mujer que tenía una nariz muy bonita. Acto seguido agarró a la mujer, le cortó la nariz y se la llevó a su casa.

Cortó también la nariz a su esposa y le hizo un injerto con la nueva nariz. Pero la nariz no aguantó y el hombre perdió a la vez a dos hermosas mujeres.

Por ocuparse demasiado del aspecto exterior, el Gallo acaba perdiéndolo todo al olvidar lo esencial.

Share