Archivos de la categoría 30 – EL GALLO, VIDA EN PAREJA

EL GALLO – VIDA EN PAREJA

MARIDO GALLO – MUJER RATA

Horoscopo Chino GalloEl Gallo es analítico y perfeccionista, la Rata estimulante, práctica e inteligente. Él es dominante, dogmático y propenso a dar sermones; su mujer se rebela ante las críticas y, cuando se ofende, puede ser brusca y mezquina. Al Gallo le falta la sensibilidad afectuosa que necesita la Rata en su pareja, y la competencia y habilidad de ella la indisponen a seguir ciegamente sus órdenes. Para ninguno de los dos es una unión promisoria, ya que tienden innecesariamente a excitarse el uno al otro.

MARIDO GALLO – MUJER BÚFALO

Para ambos una unión excelente y duradera. Él es abierto, franco y valiente, capaz de compensar la reserva y la restricción de su pareja. también es lo bastante trabajador y serio, como para satisfacer la importancia que le da la mujer Búfalo a la dignidad y al prestigio. La trascendencia que el Gallo concede a la seguridad será sin duda un atractivo para una nativa Búfalo, determinada y resuelta. En respuesta a la modalidad alegre y optimista del Gallo, es posible que su compañera sea un poco más demostrativa y se sienta estimulada a mayores logros. Probablemente sea ella la más prudente y realista de los dos, y pese a la charlatanería del Gallo, a éste le encantará contar con la nobleza y la fuerza de su mujer Búfalo. Cada uno encontrará en el otro, responsabilidad y dedicación.

MARIDO GALLO – MUJER TIGRE

Una unión turbulenta pero sabrosa. Los dos son almas activas y progresistas, pero hay grandes diferencias entre sus personalidades. Él es demasiado egoísta y excéntrico para la pintoresca Tigresa, demasiado peleadora para darse jamás por derrotada ante las minuciosas críticas del Gallo. En diferentes circunstancias pueden ser enérgicos y diligentes, pero en esta combinación tenderán a la obstinación y a la mezquindad. Sin embargo, como en el fondo son un poco compatibles y armónicos, valdría la pena que hicieran un esfuerzo para limar sus asperezas.

MARIDO GALLO – MUJER CONEJO

Es improbable que éstos dos encuentren su amor ideal el uno en el otro. Puede haber intensos choques de personalidad, porque a cada uno le molestan los rasgos negativos del otro. Él es claro en el hablar, exigente y minucioso en sus críticas tajantes. Ella, más intelectual, artística, omite decir lo que debiera, puede tender un poco al sibaritismo y no estar demasiado dispuesta a trabajar. Cuando el Gallo, industrioso y despiadadamente eficiente, termine de decirle lo que piensa de ella, es posible que la Conejita se sienta como una víctima injustificadamente lastimada. Innecesario es decir que puede ser, a su vez, desafiante y poco comunicativa. La falta de tacto del Gallo y su torpeza de modales no son deliberados, pero no podrá evitar herir a la Conejita, que se nutre de simpatía y afecto.

MARIDO GALLO – MUJER SERPIENTE

Exhuberante e intrépido, el Gallo es capaz de iluminar la seriedad con que la Serpiente contempla la vida, a la vez que levanta el espíritu. La unión será próspera para ambos, ya que los dos son intelectuales, pero en diferentes niveles. Ella es serena, reflexiva y deliberada; él, rebosante de celo y de intrépido optimismo. Esta unión les da la oportunidad de equilibrar la balanza y de compensar recíprocamente sus excesos si, ambos, por un acuerdo previo deciden hacer un esfuerzo común por despejar las nubes que puedan ensombrecer su vida en pareja.

MARIDO GALLO – MUJER CABALLO

No será una unión que disfrute de calma, ya que estos dos individuos de mentalidad fuerte se irritan mutuamente con facilidad. Él puede ser provocativo y poco diplomático, y reprochará a su compañera el ser gastadora e inconstante. Pero ella es demasiado refinada, sarcástica y extravagante para aceptar la vida simple y esforzada que ha planeado el Gallo. Por otro lado, las ideas de él pueden ser pomposas, pero sus métodos precisos y matemáticos. Diametralmente opuesta, la mujer Caballo puede tener ideas más prácticas y realistas, pero es imprevisible e inconstante en cuanto a sus métodos para concretarlas. Él no puede comprender su modalidad cambiante ni ella puede adaptarse a la estricta rutina de su pareja, ni a su obsesión por los hechos y las cifras.

MARIDO GALLO – MUJER OVEJA

El Gallo tiene la energía suficiente para satisfacer su gusto por el trabajo y la perfección. La Oveja es de corazón bondadoso, emotiva y dependiente. El Gallo puede ampararla en su necesidad de aferrarse a alguien, pero no hay que esperar a que tolere en ella la actitud de autocompasión y complacencia consigo; él es más capaz de vérselas con hechos que con los tiernos sentimientos de la Oveja. Ella puede entender los impulsos optimistas y las ambiciones del marido, pero es probable que lo encuentre demasiado frío, calculador y detallista. Ella es dulce, se siente fácilmente herida y, con frecuencia, recogerá sus cosas para irse a casa de sus padres si las censuras del Gallo son excesivas o demasiado frecuentes. En esta combinación hay un factor de tolerancia muy bajo.

MARIDO GALLO – MUJER MONO

A menos que ambos miembros de la pareja puedan modificar convenientemente su comportamiento, lo más probable es que la unión resulte fría y defensiva. La Mona puede tener la irritante costumbre de apoderarse de lo que quiere y no soltarlo, sin pensar en lo que puedan sentir los demás, y el Gallo es demasiado riguroso y estricto para permitírselo. A ella, por otra parte, no le divierten sus maneras diestras y parsimoniosas, ni le impresiona el don del Gallo para la discusión y la oratoria. Su propia capacidad retórica no es menor, y la usará para provocar el enojo de su cónyuge. Tienden a estimularse en sentido negativo, y solo cooperarán cuando los lleve a hacerlo una motivación irresistible.

MARIDO GALLO – MUJER GALLO

Ambos son personalidades virtuosas, pero su unión puede provocar entre los dos contendientes una insana actitud de «yo soy mejor que tú». Como ambos son enojadizos y suelen estar obsesionados por sus propias ideas, ninguno prestará demasiada atención a las opiniones del otro. Sin embargo, ambos está pendientes del deber y tienen una naturaleza responsable y concienzuda. Quién sabe si para alcanzar los objetivos comunes serán capaces de renunciar, cada uno, a una parte de sus exigencias. Además, los dos son discutidores y obstinados, y puede haber interminables disputas hasta que firmen tratado de paz o se concedan una tregua.

MARIDO GALLO – MUJER PERRO

Sin duda, aquí son ambos de mentalidades excelentes, que valoran su integridad y están orgullosos de sí mismos. Sin embargo, la propia seguridad en sí mismos, los lleva a ser muy francos. Si el Gallo comienza a protestar y gruñir por las flaquezas de su consorte, la Perrita puede reaccionar arrojando por la ventana todo tipo de armonía y atacarlo con su propia y quemante manera de hablar. Como ambos son mordaces, pueden causarse heridas dolorosas. Es una relación que solo funcionará si uno de ellos tiene la generosidad y la sensatez suficientes para convencer al otro de que arroje las armas.

MARIDO GALLO – MUJER DRAGÓN

Una combinación matrimonial excelente y productiva. El Gallo es analítico y cerebral, y se sentirá atraído por la personalidad atrevida y brillante de la mujer Dragón, que reconocerá inmediatamente la osadía y el valor intelectual inherentes a él. Juntos pueden lograr con éxito sus aspiraciones. Ella es decidida y no se dejará asustar ni someter fácilmente por la autoritaria agresividad del Gallo. No solo puede encogerse de hombros ante su locuacidad, sino que también tiene sus propias peculiaridades, que su compañero tendrá que soportar. Para él el entusiasmo y la energía sin límites de su pareja son euforizantes, y la esposa Dragón no se ofenderá si el Gallo maneja los asuntos de ella, siempre que la considere como su igual y respete sus opiniones.

MARIDO GALLO – MUJER JABALÍ

Ella es confiada y bonachona; acepta las cosas al pie de la letra y se quedará cortésmente en la superficie si profundizar significa ofender a otros. El Gallo es cortante en sus acusaciones; es el ojo implacable que tiene que llegar a la raíz del problema aunque para conseguirlo tenga que derribarle a todo el mundo la estantería. La jabalina es capaz de pensar con inteligencia, pero está siempre abierta a sugerencias, en tanto que él es riguroso con cada detalle; con solo suavizar un poco sus consejos, su mujer estaría encantada de aceptarlos. Como ella tiende a ser ingenua y a dejarse impresionar por los otros, necesita de las agudas facultades del Gallo. Éste podría ser el único denominador común en esta pareja.

Share