ENCUENTRO DE LA SERPIENTE CON EL ZODIACO OCCIDENTAL

Hosorcopo Chino SerpienteEvidentemente, tanto el Zodiaco Occidental como el Horóscopo Chino, son fuentes de información psicológica sobre los nativos de los respectivos Signos. Haciendo una analogía entre ambos, se ha encontrado que tienen, en común, características definidas en ciertos aspectos y, uno y otro, además, tienen otras que mencionan cada cual por su parte. Tomándolas en conjunto, nos ha dado una imagen más definida sobre el comportamiento de las personas en general, dándonos fundamentos para estructurar unos patrones de comportamiento específicos y más completos, en el sentido de tener en cuenta que al Signo de Serpiente corresponde el Signo Zodiacal Tauro. Así las cosas, a continuación damos detalles caracterológicos que se compenetran con el Signo Chino.

POR INFLUENCIA DE TAURO, LA SERPIENTE TAURO

De todas las personas es la más paciente y esperará y trabajará por algo que desee, especialmente en lo que se relaciona con dinero y amor.

Hay cierto rango de testarudez en su carácter y puede ser una persona muy decidida. Su tenacidad es el más fuerte potencial, los insultos y las críticas destructivas no hacen el menor efecto sobre estas personas.

Es, así mismo, el reverso de toda naturaleza apresurada. Es lento, cuidadoso y constante, práctico y reservado. Su temperamento es apacible y no es fácil que se enfade, pero una vez provocado puede ser violento e indomable. Como norma, podrá soportar muchas cosas, pero resulta peligroso para los que lo encolerizan deliberadamente.

Su naturaleza es bastante estoica (inalterable), exteriormente plácida y conservadora. Es persona que trabaja asidua y laboriosamente. Cualquier cosa que haga la hará deliberadamente y bien pensada de antemano. Sabrá esperar hasta que llegue el momento oportuno de obrar.

Le gustan las comodidades y trabajará duramente para alcanzarlas. Las posesiones materiales le dan confianza, pues generalmente es tímido y es probable que sufra complejos de inferioridad. Pero una vez que se dé cuenta de que posee fortaleza de carácter, abandonará tales complejos. Se inclina a creer que los demás le están constantemente midiendo por lo que tiene.

Es leal y digno de confianza y, en conjunto, persona con la que es fácil congeniar. Admira el éxito y siempre está dispuesto a apoyarlo, pero le disgusta la miseria e instintivamente se aparta de ella. Es ambicioso y una vez que se decide a hacer algo, puede llegar a ser muy trabajador y capaz de concentrados esfuerzos.

Todas sus cualidades son muy poco complicadas y todo cuanto hace es directo y natural. Es ligeramente escéptico hacia cualquier cosa que sea sofisticada y le gusta ver las cosas claramente y tener todos los detalles ante sí. No es su punto fuerte llegar a conclusiones rápidamente. Cuando ha dado una opinión, cualquiera puede confiar en que ésta sea sincera.

CARACTERÍSTICAS POSITIVAS O YANG (de todas las Serpientes)

Aunque es posible que no sea un intelectual, se acerca mucho, y siempre tendrá un agudo sentido de la belleza. Su ambición lo llevará a altas posiciones. En las cosas materiales descubre pronto la diferencia entre lo bueno y lo malo y dónde hallar lo mejor. Es perseverante y firme, pero a veces son virtudes que se hallan solo latentes y necesitan un estímulo exterior para lograr lo que desea.

Su vida debe estar llena de éxitos, sin que nada perturbe su armonía, a menos que su naturaleza testaruda le haga tropezar con obstáculos en lugar de evitarlos.

CARACTERÍSTICAS NEGATIVAS O YIN (de todas las Serpientes)

Puede ser terriblemente «ciego» y terco a todo razonamiento. No le gusta que le contradigan y no permite que lo apresuren en nada. Puede ser tan tenaz en su obstinación que puede llegar al punto de mostrarse súper conservador y anti progresivo.

Aunque define perfectamente cuanto desea, y muestra entusiasmo por conseguirlo, no hace nada sin reflexión. Puede ser prudente y obstinado a la vez cuando se decide a hacer algo. Es muy probable que le cueste tomar una decisión, que sea lento en sus resoluciones; pero, una vez tomadas, ya no hay nadie que le haga cambiar de criterio. La debilidad más grande en su vida es el materialismo. Este concepto puede estropear muchas veces el equilibrio de su vida. Aunque es persona amplia para las grandes cosas, puede llegar a ser mezquino y extremadamente avaro en las pequeñas.

No confía fácilmente en la gente y puede sospechar en gran medida de la fidelidad de los demás. Aunque es un poco propenso a encolerizarse y, una vez enfadado, es muy difícil que se calme. Y aunque perdona fácilmente una mala jugada, nunca la olvida.

Puede que se abandone a la inercia y a la pereza, pero estos vicios han de prender fuertemente antes que se exterioricen. La mujer, en especial, cuando es débil, es desaliñada, abandonada y poco limpia. Afortunadamente estos tipos negativos son escasos. Es mucho más frecuente encontrar tipos positivos.

PSICOLOGÍA POR INFLUENCIA DE LOS DOS SIGNOS

SERPIENTE – ARIES

Eres persona profunda y, para decidirte, lo haces lenta y cuidadosamente. Tus críticas son de aguda finura y con tu desdeñoso reproche puedes inducir a otros seres a la obediencia. La Serpiente es cuidadosa y lenta, y el Carnero expansivo y de opiniones liberales. Aplicas tu inteligencia a todo cuanto haces, y la combinación de Signos te hace astuto y sumamente abundante en logros, porque piensas y ejecutas sin salirte de tus planes iniciales.

Tu demasiada franqueza hace que muchas veces tu vida constantemente esté sujeta a cambios inoportunos y situaciones difíciles, que siempre te llenan de intranquilidad y te desequilibran momentáneamente. Pero luego reflexionas, te disculpas por los resultados de tus espontáneas palabras. Si tu sinceridad no es aceptada, hieres de verdad, te haces más avasallador y te tornas incontrolable en tu lucha, ya que todo lo consigues con dificultad. Pero cuando te lo propones, por más difícil que sea el camino, tú llegas a la meta.

Lamentablemente, cerca de ti, hay seres que no entienden tus esfuerzos y tratarán constantemente de atajarte con malas maniobras para desequilibrarte o hacer fracasar tus empresas o tus objetivos de lucha. Pero tu obstinación siempre prevalece, porque eres difícil para que te contengan cuando algo se te mete en la cabeza.

SERPIENTE – TAURO

En cuanto a tenacidad y durabilidad, puedes superar a muchos. La combinación de estos Signos te da una personalidad con los dos pies firmemente apoyados en el suelo, con el convencimiento de que «pájaro en mano vale más que cien volando», de manera que eres especialmente cuidadoso con el dinero, y nada inclinado a los juegos de azar. Nunca es acosado por dudas o temores; tienes fe en tu propia capacidad y te encaminas sin pausa hacia tu destino. Serás especialmente sensible a la música y a otras artes y estímulos que puedan impactar tus sentidos. Raramente lamentas las acciones que has emprendido y, dado que los dos Signos que te rigen necesitan seguridad, tú sabes que tienes que aprovechar mientras la ocasión te sea propicia.

Muy sensitivo y humanitario, defiendes con frecuencia las injusticias. El medio ambiente muchas veces te absorbe, no permitiendo que te desarrolles con toda la potencialidad de estos dos Signos.

Amas profundamente la vida y constantemente te sientes lleno de energía para enfrentar y afrontar cualquier trabajo por muy humilde que sea. Carece de mezquindad, porque tu corazón es todo bondad. Te sientes esclavo de tu propia lucha. No fácilmente te fatigas. Tu terquedad, en ocasiones, equivoca el camino de tus triunfos y eres fácil presa de las aves de rapiña que te merodean, buscando siempre cualquier error tuyo para poder satisfacer su ego y hacerte quedar siempre en ridículo.

SERPIENTE – GÉMINIS

Indudablemente eres efervescente y atacas con rapidez y seguridad, sin vacilación, por efecto de la combinación de estos dos Signos. Eres un ser lleno de encanto y de una dignidad enigmática, no dejando nunca entrever tus verdaderos motivos. Serás una persona de especial fascinación para el sexo opuesto y encontrarás gente más que suficiente para satisfacer tus deseos. Varón o mujer, una persona regida por estos Signos, jamás se exalta hasta el punto de perder totalmente el control. Aún así, eres persona que llevas las cosas hasta el límite más extremo, como para poner a prueba tu propio juicio y tus reflejos. Pero esto no debe ser realmente causa de alarma, porque normalmente tienes la sensatez necesaria para equilibrar los movimientos volátiles de Géminis.

Tienes recursos ilimitados, dominas con facilidad las situaciones difíciles; pero en ocasiones te parece que tu lucha es infructuosa porque nunca tomas en cuenta lo que has adquirido a través de ella. Te falta amar más lo que posees y, con facilidad, te desprendes de cosas de valor. Por tu sensibilidad eres amante de los asuntos espirituales, perspicaz y valiente cuando se trata de defender tus derechos. Posees un alto sentido del valor de la amistad y muy poco te dejas amedrentar de los inconvenientes. Eres demasiado susceptible ante la desgracia ajena, y demasiado dadivoso. Esta virtud no es bien interpretada por muchos que abusan en demasía sin importarles el daño que te puedan causar. Y cuando no cedes a los caprichos de aquellos abusivos, se convierten en tus enemigos ocultos.

SERPIENTE – CÁNCER

Eres persona que puede ser dueña de una naturaleza misteriosa y sumamente fascinante, parecida al reflejo de la luna sobre el agua. Por ser Serpiente – Cáncer, buscas permanencia, fama y una sólida seguridad material; pero está trabada por las cualidades ilusorias de la Serpiente, y por la naturaleza inhiba de Cáncer. Te encantará estar rodeado por tus familiares y por muchísima gente aunque sean unos tremendos parásitos. Como eres nativo de la Luna, necesitas protección y amor, en tanto que lo que tienes de Serpiente está a la defensiva, desconfiado y temeroso del fracaso. Puedes llegar a tener mucho éxito, pero cabe preguntar si serás realmente feliz y estarás cómodo con tu propia complejidad interior.

No menosprecies el valor de tus ideales, ya que todo lo que pienses se puede llegar a realizar, siempre y cuando seas constante y tengas más confianza en ti mismo. Trata con cuidado tus asuntos familiares, pues pueden verse constantemente tensos porque no se entienden tus buenas intenciones. Practica la caridad pero no en forma exagerada, pues todo extremo es malo y dañino.

Procura utilizar con menos frecuencia tu amabilidad para con quienes te hacen daño haciéndote vivir el pasado. Convéncete que eres un ser que nació para triunfar y derrotar al fracaso, y por ningún motivo debes arruinar tu vida por personas que envidian tu posición; sé fuerte ante ellos y no desmayes, demuéstrales que con la envidia, el odio y el rencor no se va a ninguna parte.

SERPIENTE – LEO

Por ser producto de esta combinación de Signos, se alternarán en tu vida los éxitos y los fracasos, dada la intensidad con que te niegas a ceder a alguien el primer puesto. En sus mejores exponentes, esta personalidad será un radiante ejemplo de gracia, inteligencia y una natural elegancia. Necesitas gran amor y comprensión para mostrar tus virtudes, y actuarás con generosidad cuando te sientas admirado. Pero también te inclinas a ser consentido, egoísta y engreído, como resultado del exceso de atención que se te preste, o de la frecuencia con que los demás ceden ante ti. Tu modalidad sincera y afectuosa solo puede emerger si se te permite llevar una vida tranquila en la que la Serpiente-Leo se olvide de sí misma mientras ayuda a otros.

Tu falta de debilidad ante el peligro hace que mires con mucho optimismo el futuro. En verdad no estás equivocado, pero tu excesiva confianza muchas veces desencadena conflictos que no mereces vivirlos, ya que eres poseedor de una admirable personalidad y de una inteligencia superior a la de los otros Signos y sus combinaciones.

Trata de descubrir tus cualidades positivas poniendo en práctica tus decisiones, y huye de la adversidad utilizando tu brillante inteligencia, sin herir la susceptibilidad de quienes te rodean, puesto que por tus virtudes y cualidades nunca faltarán personas que se sientan disminuidas, y podrían causarte serias dificultades o males que podrían, con el tiempo, ser irreparables.

SERPIENTE – VIRGO

La atención de Virgo por el detalle y su amor por la organización, sumados a la capacidad de la Serpiente para ocultar sus sentimientos y llevar a cabo maniobras clandestinas, te harán, seguramente, un ser dotado de una personalidad reservada pero sumamente consciente. Eres erudito, de una dedicación inflexible y totalmente orientada al trabajo y, por ser producto de ésta combinación de Signos, eres capaz de encadenarte a los objetivos que te haz fijado, hasta obtenerlos.

En tanto que el resto de la humanidad se hunde bajo los rigores y esfuerzos de la vida cotidiana, parecerás inmune al desgaste habitual, ya que, una vez que te concentras, puedes abstraerte de todo. Eres autocrático; es decir, que necesitas tener autoridad ilimitada. Emocionalmente equilibrado y de una eficacia despiadada.

Poseedor de un talento brillante, no te fijas en nimiedades. Muchas veces te muestras derrochador porque no controlas tu temperamento absorvente, y no te das cuenta que así disminuyes tu mayor atributo que es la bondad. Desinteresado y estudioso. Despiertas fácilmente la simpatía de los demás. Por la parte que tienes de Virgo, eres muy perseverante; pero muy fácilmente eres presa de las tentaciones de la carne.

Eres luchados y defiendes con mucha tenacidad tus ideales. Tiendes siempre a creer que eres un ser que actúa sin equivocaciones, sin darte cuenta de que con esto produces un clima no muy loable en el círculo de las personas que te rodean y, por ello, se manifiestan, contra ti, enemigos ocultos que, de un momento a otro, pueden provocarte desequilibrios emocionales, espirituales y materiales.

Aunque las miras con indiferencia, estas situaciones, con el tiempo, van socavando sus virtudes y te van haciendo un ser duro. Cuídate.

SERPIENTE – LIBRA

Esta combinación te hace realmente fascinante, de contacto fácil y dotado de un gusto impecable. Como Serpiente-Libra, eres muy simpático. Tal vez tu pensamiento sea enigmático, pero te preocupas por expresarte de manera que resulte comprensible para todos. Gracias a la seguridad y paciencia de la Serpiente, en esta combinación, no dudas tanto como es característico de Libra. Además, con tu sutileza e ingenio, serás indudablemente capaz de enamorar a la gente. Tranquilo y muy deseable, es posible que tu meta sea el placer y que confíes demasiado en la opinión popular para tener una actuación independiente.

Desdeñas con facilidad los momentos difíciles de la vida; esto hace que en ti se vaya incubando una tristeza, podríamos decir que casi que melancólica, pero esto no quiere decir que pierdas el amor al encanto de la vida. Por momentos destellas con ideas brillantes que no aprovechas porque eres muy comunicativo y, más bien, son otros los que aprovechan de tus planes y proyectos.

Muy poco usufructúas lo que te pertenece, y dejas pasar con facilidad la fortuna por la falta de decisión y confianza en ti mismo.

Ayudar siempre es tu lema; pero te entristeces mucho cuando te sientes aprovechado, y siempre dices que no lo volverás a hacer; pero, sin saber cómo, caes de nuevo en el mismo error.

Constantemente te lamentas de ser como eres; pero no te desilusiones, así estás bien. Procura ser indiferente ante estas circunstancias adversas y aléjate de las personas de las cuales sospechas que pueden hacerte daño.

SERPIENTE – ESCORPIÓN

Esta combinación hace que no creas en nada. Alcanzarás grandes profundidades emocionales, y serás un táctico avisado. Si encubres tus sentimientos con gazmoñería (mojigatería), puedes resultar completamente inescrutable. Eres ambicioso y pendiente de la eficiencia; absorbes conocimientos como una esponja, y eres hábil en la interpretación de las insinuaciones más leves. Cueste lo que cueste, necesitas examinar a fondo cualquier cosa que despierte tu curiosidad. Dueño de ti mismo y sumamente reservado, no te dejas sorprender por explicaciones inciertas. Sinceramente, las habladurías ociosas te interesan muy poco, pero vale la pena recordar que no hay que tomarlas a la ligera, porque el infierno no conoce furia como la de una Serpiente-Escorpión, como tú, cuando estás resentido por algo o con alguien.

Posees el dulce veneno de la atracción al sexo opuesto, pero tu inconstancia te lleva por caminos insospechados que te dan mucha brega para adquirir lo ideado. Eres trabajador y consecuente y muy poco te amilana el peligro porque eres arrojado y valiente. Si tuvieras más motivaciones del ser que amas, no te sentirías tan solo y amargado. Tiendes a soñar despierto aunque parezca mentira. Eres desconfiado, pero cuando te descuidas abusan de ti. Es frecuente que seas víctima de chascos que perjudican tu economía, y todo debido a que en ocasiones eres mal administrador. Un adagio Chino dice que «en los negocios no se miden los centavos», y esto te concierne directamente. Aléjate de las personas que te ofrecen mucho y, a la hora de la verdad, es más lo que te quitan que lo que puedes recibir. No estás libre del engaño ni de la envidia.

SERPIENTE – SAGITARIO

Aquí la Serpiente es más libre, más leve, más relajada, con un cultivado aire de indiferencia e indolencia. Te mantienes actualizado, informado y animoso, y te sentirás menos exigido por el deber gracias al amor por la libertad (de Sagitario). Es difícil que seas constante en el trabajo. Tienes demasiada clase, y además la combinación de estos dos Signos te da ideales elevados y buscas el éxito y el aplauso de diferentes maneras. Eres tenaz y cuidadoso y no haces las cosas a la ligera; pero, cuando te conviene, jamás vacilas en forjar tu destino desplegando una actividad sorprendente. El resultado de esta unión es un hombre o una mujer prudente pero sin trabas.

«La limpieza comienza por casa», dice un adagio de los abuelos, por eso es necesario que constantemente estés desalojando, sin darle mucha importancia a los malos momentos por los que atraviesas en tus menesteres diarios. La nobleza de tu corazón es inconfundible, virtud que te deparan los dos Signos en combinación. Pero no por esto dejas de ser un gran luchador, y tu tenacidad es también muy acentuada cuando te lo propones. Eres capaz de brincar los más altos muros y de llegar de primero en la carrera de las competencias, pero siempre y cuando te cuides del negativismo que te puede mermar tus facultades. Procura ser menos receptivo con las personas que te rodean, pues si ellos reconocen tu innata naturaleza dadivosa podrían abusar de ti; por lo tanto, aléjate de ellos a la menor sospecha que tengas.

SERPIENTE – CAPRICORNIO

Eres juicioso, cuerdo, sosegado y piadoso, esquivo y experto para jugar tus juegos, dotes que te da la combinación de tus Signos. Como ninguno de los dos es extrovertido, tus pasiones son profundas. Como tienes un alto nivel de resistencia, puedes derrotar a tus enemigos, esperando y esperando hasta que llegue el momento. Ávido en el aprendizaje. Tus magníficas visiones se realizarán gracias a un planteamiento cuidadoso y a una tenacidad implacable. Nunca intentarás hacer o decir algo en el momento oportuno, si no estás seguro de tus opiniones.

Trata de ser más descomplicado en tus actividades cotidianas y préstale más atención a tus proyectos. No olvides que «al ojo del amo engorda el caballo»; y lo que no haces por ti nadie lo puede hacer. El tino es para utilizarlo, pues de no hacerlo así, tus altos y nobles ideales se podrían truncar por no tomar la conveniencia en su verdadero valor. Busca la alianza de la fe en ti mismo y olvídate de tu pasado si acaso este fue triste; ya está enterrado, y en nada te beneficia recordar lo desagradable. Tu vida siempre estará rodeada de mucha gente que envidiará tu posición y tus haberes, queriendo ser más que tú, sin tener las virtudes que posees. Cree en el augurio de tus Signos que te hacen un nato ganador.

SERPIENTE – ACUARIO

Tienes sobre ti el soplo abierto y aéreo de Acuario; pero no eres muy sutil. Eres alegre. Cambias de dirección cuando la situación lo requiere. Eres de visión optimista, de actitud libre y fácil y, a veces, de pensamiento errático (mente divagadora que poco se centra en algo específico). Si no puedes liberar tus tensiones, también eres propenso a los trastornos nerviosos. La influencia de la Serpiente te hace inclinado a los celos y a retraerte cuando estás alterado. Por lo demás, serás fácilmente aceptado porque eres de las personas que tienes capacidad telepática de transmitir tus deseos sin hacer esfuerzos deliberados para influir sobre los demás.

Trata de desarrollar tus ideales apoyándote en el ser amado. No desmayes ya que tu lucha culminará en el éxito. Los méritos de tus esfuerzos se verán retribuídos, y tú serás el motor de los que te rodean. Aumenta tus ánimos y lucha y, así, poco a poco, te irás imponiendo aunque no lo acepten tus adversarios, pues hay quienes tratan de entorpecer los ideales que están casi completos. Avanza, no te fijes en detalles que hay a tu alrededor ni permitas que espíritus inferiores se atrevan a disminuir tus esfuerzos. Lucha por lo que quieres, es ley natural y no olvides que nunca faltarán enemigos que quieran destruir tus aspiraciones.

SERPIENTE – PISCIS

Con tu calma, llena de gracia y de modales suaves, la Serpiente-Piscis, en afortunada combinación, hace que disimules bien tus poderes supra normales y tu prudencia. En ocasiones puedes ser soñador e ineficaz, pero siempre das una buena imagen en público. Eres intenso, apasionado y lúcido y, a la vez, profundo y silencioso.

Tienes tendencia a que fácilmente te hieran los gestos torpes, y a nutrir tu amor y tu amistad con insondables emociones. El Signo del pez, por su compasión, suaviza, en tu caso, la inflexible determinación de la Serpiente. Tus reservas las expresas en sueños por fuera de la realidad y sin utilidad práctica alguna.

Despertar de un sueño da la sensación de que existes y de que tienes vida. Te darás cuenta, si despiertas, que eres un ser privilegiado porque cuentas con al apoyo de la Divina Providencia que te ha dado una maravillosa inteligencia y un don hermoso que en tu corazón existe: la bondad.

Pocas veces eres amigo del cobarde, porque amas la valentía, y esa cobardía es lo que más te duele que exista en tus allegados. Bastante preocupado por ti mismo. Te entregas al ser que llegas a amar sin fijar límites, olvidándote de que por naturaleza eres un conquistador.

Tus brillantes ideas muy poco las aprovechas; permitiendo, por el contrario, que sean otras personas las que se beneficien con ellas; pero, lo peor de todo es que nunca reconocen tus cualidades y capacidades, dejándote opacado y resentido.

¡Ah! Pero cuán equivocados están los que piensan así de ti, porque si supieras aquilatar tu fascinante personalidad, se lamentarían de su proceder, y con el amargo convencimiento de que, como tú, existen seres que son superiores a ellos. De ahí que vivan propensos a la envidia y traten de atentar contra tu integridad espiritual.

Share