LA SERPIENTE – VIDA EN PAREJA

MARIDO SERPIENTE – MUJER RATA

Hosorcopo Chino SerpienteUna pareja codiciosa y llena de aspiraciones, que jamás se detendrá en su movimiento ascendente. Su unión puede ser provechosa si tienen la actitud adecuada y están de acuerdo sobre las prioridades establecidas. La Rata es sociable y encantadora, y estará enamorada de su ambicioso, aunque introvertido, cónyuge; y desearía más afecto e intimidad de lo que él está dispuesto a dar. Los dos son lo bastante listos y hábiles como para hacer de su unión un gran éxito, siempre y cuando no se dejen llevar de celos mezquinos. No deberían tener secretos el uno para el otro.

MARIDO SERPIENTE – MUJER BÚFALO

Aquí los dos son cautelosos y selectivos, y comprobarán que su elección recíproca ha sido una buena decisión. Los dos prácticos y nobles, comparten las mimas creencias y están movidos por la misma ambición. Él es tenaz y discursivo, ella disciplinada, ordenada y firme protectora de la familia y del hogar. Ambos pueden confiar el uno en el otro en los momentos de crisis. En una unión como esta, la Serpiente aprenderá a tomar como confidente a su reservada pareja, y ella estará unto a él en todas las adversidades. Pueden llevar juntos una vida de felicidad.

MARIDO SERPIENTE – MUJER TIGRE

Para ambos, una situación difícil y perturbadora. Ninguno puede entender ni pasar por alto las debilidades del otro. Ambos son Signos  apasionados y profundamente desconfiados, incapaces de confiar realmente el uno en el otro. La Serpiente es refinada, intelectual y constante, la Tigresa altruista, idealista y vivaz. Él, con su autodominio, encontrará a su mujer poco convencional, estimulante y franca. Por su parte, ella no se adapta a la reserva, al comportamiento distante y a la intensa ambición de la Serpiente. Hablan lenguajes diferentes y no podrán comunicarse.

MARIDO SERPIENTE – MUJER CONEJO

La Serpiente es enérgica y dominante, y la Conejita será receptiva para su manera de pensar. Los dos comparten las mismas preferencias exclusivas y refinadas, y pueden lograr una unión armoniosa tanto en el nivel romántico como en el mental. Sin embargo, básicamente no son Signos demasiado condescendientes y es posible que cada uno descuide la necesidad de expresión y gratificación de los deseos del otro.

A pesar de todo, el Conejo no es tan posesivo como la Serpiente de modo que una mujer de este Signo no se resentirá demasiado si él se sumerge en su trabajo y no le presta demasiada atención; mientras él le ofrezca un hermoso hogar y pague todas las cuentas, estará satisfecha. Es una combinación relativamente pacífica.

MARIDO SERPIENTE – MUJER DRAGÓN

Él es afectuoso pero posesivo y complicado. Ella, generosa, abierta y excitable. La Serpiente es cuidadosa y deliberada en el actuar, y su mujer puede tener que esforzarse para transmitirle sus puntos de vista. En la unión habrá algunas fricciones; pero, secretamente, la mujer Dragón desea tener a alguien más prudente y dominante que ella.

La Serpiente no solo será la fuerza estabilizadora de la unión, sino que admirará la ambición y el entusiasmo de su pareja. Juntos pueden salir adelante con mayor determinación. La suya es una alianza saludable y constructiva.

MARIDO SERPIENTE – MUJER SERPIENTE

Los dos funcionan en la misma longitud de onda y se comunicarán bien entre sí, especialmente cuando estén interesados en el mismo proyecto. No se aferrarán en exceso el uno al otro, ya que ambos son de pensamientos independientes. Pueden ser implacables en la búsqueda del poder y del éxito. Comunmente sus ambiciones recíprocas sellan la unión y, si los celos no se interponen, pueden lograr muchos éxitos.

MARIDO SERPIENTE – MUJER GALLO

He aquí dos enfoques diferentes de la vida. La Serpiente es cautelosa, tenaz, voluntariosa, y sus objetivos son de largo alcance. Ella es arriesgada e impaciente, y le interesan más los placeres del momento. Él es constante en lo que emprende, y la mujer Caballo es impulsiva y de ingenio rápido, pero inconstante. A él le parece irresponsable y se le hace difícil seguir; entretanto ella se fastidia ante su seriedad, su calma y la deliberación de sus deducciones mentales. La unión no es muy satisfactoria para ninguno de ellos.

MARIDO SERPIENTE – MUJER OVEJA

Co

mpatibles solo hasta cierto punto. Es posible que a la vigorosa Serpiente le guste arrimarse alrededor del objeto amado, pero no le gustará que la Oveja se aferre a ella indefinidamente: en esta situación el marido Serpiente se sentirá atrapado. Realista y eficiente, la Serpiente está básicamente orientada al logro. La Oveja es sensible, sentimental y dócil. Él es capaz de muchos sacrificios para realizar sus ambiciones, en tanto que ella, conformista, se descorazona fácilmente cuando las cosas se ponen difíciles. La Serpiente es sumamente inteligente, y la Oveja sumamente emotiva. En momentos difíciles puede exigirles mucho esfuerzo el salvar brechas que existan en su relación.

MARIDO SERPIENTE – MUJER MONO

Ninguna posibilidad de que se lleven bien. Un combate de voluntades e ingenios. Los dos son maquinadores y competitivos. La Mona puede encolerizar fácilmente a la Serpiente, que, a su vez, no perdona con facilidad y es rápida en la venganza. La Mona es oportunista, insensible y lo bastante competente para hacerle frente. Él, menos ambicioso, puede hacerse el de la vista gorda con tal de salirse con la suya. Es posible que se produzca un tira y afloje para determinar quien es más vivo. Son dos Signos que pueden sacar a flote, cada uno, lo peor del otro; y es posible que de su alianza, ninguno de los dos salga beneficiado.

MARIDO SERPIENTE – MUJER GALLO

He aquí dos Signos cerebrales, calculadores y muy pendientes de lo concreto, que preferirán tener poder y dinero en el banco, a vestir harapos y andar románticamente tomados de la mano. Ella es eficiente y perfecta ama de casa; y, él, el cerebro que hay detrás de cada operación financiera. Los dos compartirán los mismos sueños de prestigio y seguridad material. La Serpiente es lo bastante filosófica para adaptarse a la modalidad vagabunda y excéntrica del Gallo y, en última instancia, seguirá confiando en su sabiduría innata para tomar decisiones. Ella, por su parte, está feliz de que su marido la entienda y la deje soltar presión y, hasta cierto punto, regir la vida de él. En esta combinación, cada uno podrá canalizar productivamente su energía; los dos tienen una fuerte afinidad y reciprocidad espiritual  y mental.

MARIDO SERPIENTE – MUJER PERRO

La Serpiente está ávida de poder, y es fría y deliberada en sus actos. El perro es afectuoso, leal y justo. Es posible que ambos se admiren, pero la Perrita solo apoyará a la Serpiente hasta donde se lo permitan sus principios. Él espera una adhesión total, al fin y al cabo «el fin justifica los medios». Los dos tienen convicciones fuertes, y es posible que choquen si la esposa encuentra que su marido se aparta del camino recto. La Serpiente sabe de la oportunidad, y no sabe por qué la conciencia de su mujer es tan susceptible; a la vez que, ella, que no es materialista, no puede comprender que a él le fascinen las riquezas y el poder. Como cada uno desaprueba ciertas aptitudes del otro, es posible que la relación no llegue a ser íntima.

MARIDO SERPIENTE – MUJER JABALÍ

La Serpiente tiene una determinación y una fuerza de voluntad inexorables. La Jabalina es plácida y está dotada de espíritu comunitario, y se da cuenta de que no será capaz de entender a su compañero ni de ayudarlo en su carrera, debido a su propia naturaleza blanda y a la facilidad con que hace concesiones. Él, místico, complicado y profundo. Ella, siempre confiada e ingenua. A la Serpiente no la conmueven los escrúpulos de su compañera ni le ve sentido alguno a la benevolencia de ella, a menos que sirva de pantalla o de estribo para algún motivo especial.

La Jabalina es incapaz de entender su mentalidad compleja e incierta. La Serpiente puede mostrarse distante y desentenderse de la dulzura y sinceridad de su compañera, con lo que herirá los sentimientos de ella. Estas personalidades diametralmente opuestas no pueden darse, una a otra, mucha felicidad.

Share