LA OVEJA – VIDA EN PAREJA

MARIDO OVEJA – MUJER RATA

Horoscopo Chino OvejaLos dos son encantadores y capaces de gran afecto y ternura, pero allí se acaban sus similitudes. La Rata es mañosa, inquisitiva e incansable en el trabajo, y es posible que un marido Oveja se tome la vida con demasiada calma para el gusto de ella. La esposa es ahorrativa y él despilfarra y se da sus gustos. La Rata está alerta, práctica y juiciosa; él creativo pero emotivo y, en ocasiones, indolente. Cuando se irrita, ella puede ser quisquillosa y criticona. La Oveja la encuentra demasiado astuta e inclinada a «hacerse la de la vista gorda» como para entenderse con ella. Es posible que en esta unión no haya mucho intercambio recíproco, porque los dos tienen dificultades para entenderse.

MARIDO OVEJA – MUJER BÚFALO

La Oveja es artística y juiciosa, necesita disfrutar de la vida y saborearla a su gusto. La mujer búfalo es lo bastante responsable como para cuidar de la casa y ocuparse de la familia; pero no le hará gracia acceder a las exigencias caprichosas y nada prácticas de su pareja. Él necesita que ella le demuestre amor y aprecio para así él dar lo mejor de sí. Ella espera orden y disciplina, y puede resultar demasiado autoritaria para la Oveja. Resuelta e inflexible, la mujer Búfalo se siente obligada a hacer el mejor uso posible de su tiempo y de su energía; en tanto que él, con su temperamento artístico, necesita esperar el estado de ánimo adecuado. El Búfalo es impaciente con la blandura de la Oveja que, a su vez, no quiere sentirse dirigida ni presionada. Para que estos dos puedan vivir pacíficamente necesitan de cambios recíprocamente aceptados y drásticos.

MARIDO OVEJA – MUJER TIGRE

La Oveja tiene tendencia doméstica y necesita de afecto y comprensión. La Tigresa es temperamental y nada convencional. Él se sentirá fácilmente herido por los súbitos estallidos de ira y las escenas dramáticas de su pareja. El marido Oveja es cortés y necesita un hogar tranquilo y cómodo, mientras ella precisa una vida rápida y no puede soportar la modalidad calmada y pasiva de la Oveja. Para el gusto de él, la Tigresa es demasiado fuerte, y él es demasiado débil para hacerle frente. La combinación puede resultar desagradable para ambos.

MARIDO OVEJA – MUJER CONEJO

Son dos personalidades compatibles en alto grado. Si la Coneja, astuta y de inescrutable suavidad, toma el mando, puede ayudar a la Oveja a grandes realizaciones con el talento que le es propio. La Conejita tiene la dulzura que necesita este hombre sentimental y, a veces, pasivo; y es decidida y astuta allí donde él tiende a ser demasiado generoso y compasivo. Le ofrecerá un medio adecuado para que él pueda trabajar, y él estará agradecido por la sutil manera de llevarlo por la buena senda. Los dos son sensibles, y cada uno percibe y toma en cuenta el estado de ánimo del otro. En esta unión puede haber mucho más que amor y felicidad.

MARIDO OVEJA – MUJER DRAGÓN

Una unión que posiblemente puede funcionar. La Oveja puede sentirse fascinada por el brillo y las actitudes dominantes del Dragón. Ella, por su parte, puede sentirse atraída por la bondad, devoción y sinceridad de su pareja. Por el lado malo, la Oveja puede ser demasiado tímida para unirse a las empresas súper ambiciosas del Dragón que, a su ves, se encontrará con un compañero demasiado reservado y poco audaz, incapaz de ponerse a la altura de ella. El marido puede confiar en que su compañera lo anime y estimule, pero también es posible que lo presione más de lo que él pueda soportar. Los dos pasarán momentos de prueba en esta unión.

MARIDO OVEJA – MUJER SERPIENTE

Las cosas no serán completamente felices en esta unión; aunque, podría funcionar si ambos sinceramente se esfuerzan en este propósito. Los dos son materialistas y receptivos a la belleza y al refinamiento, y estos aspectos pueden ayudar a fortalecer la unión. Sin embargo, la Oveja no tiene la perseverancia de la caviladora Serpiente que, por su parte, puede ser demasiado reservada y desconfiada para la naturaleza sensible de su pareja Oveja. Ella es calculadora y se deja guiar por su prudencia, allí donde él es movido por sus tendencias artísticas. Hay aspectos en los que pueden desaprobarse recíprocamente, en tanto que en otros armonizarán. La inflexible determinación de la Serpiente puede ser un valioso apoyo para la Oveja.

MARIDO OVEJA – MUJER CABALLO

Él es lo bastante doméstico y hogareño como para ofrecer una base segura a la inquieta mujer Caballo. Por su parte, ella, feliz y afable, compensa los estados de ánimo depresivos de la Oveja. Es posible que él sea un marido posesivo y celoso para su independiente e impulsiva compañera. Pero el Caballo no tiene la sensibilidad suficiente para tomarse muy en serio los arranques de auto conmiseración de la Oveja. Ella es capaz y rápida en la adaptación de señales sutiles, y él puede dominar su libertad si le ofrece la variedad de opciones atractivas que su mujer pueda necesitar para quedarse a su lado y aderezar su vida. Una unión fuerte y posiblemente duradera.

MARIDO OVEJA – MUJER OVEJA

La Oveja se preocupa profundamente por el bienestar de sus familias, y en esta combinación la esposa seguramente ha de ser la más fuerte. A ambos les gusta el lujo y la seguridad, y la unión puede salir adelante si combinan sus fuerzas. Él asumirá la responsabilidad cuando no haya más quien lo haga, y a ella le encanta ser el poder entre bastidores. Los dos son amantes del hogar y lo bastante comprensivos como para tolerar los puntos débiles del otro. Tendrán que cuidarse para no ser sobre protectores con los hijos ni mimarlos en exceso.

MARIDO OVEJA – MUJER MONO

Entre ellos no hay atracción profunda ni permanente, ya que la mona es demasiado complicada y egoísta para la Oveja. Él es más matizado en los gustos y en la acción, y la pericia y astucia de la Mona pueden inquietarlo y preocuparlo. Por más bien dispuesto y considerado que sea, no puede responder a las exigencias de ella que, astuta y atractiva, lo llevará de la nariz una vez que descubra sus puntos débiles. Él es creativo, espiritualmente puro y compasivo, pero sus cualidades no serán apreciadas porque la Mona preferiría a alguien más acomodaticio y astuto.

MARIDO OVEJA – MUJER GALLO

Él es bastante bondadoso y considerado. A la Gallinita le gusta investigar, analizar y administrar vidas ajenas. La Oveja es pesimista y subjetiva, el Gallo (en este caso la Gallina) es optimista y objetivo. La actitud enérgica y temeraria de su pareja puede asustar a la modesta y sensible Oveja, que la encuentra demasiado meticulosa, dada a discutir, y brusca para su gusto. Ella, por su parte, dirá que es difícil entenderse con alguien tan sentimental y pendiente de sí mismo como le resulta su marido Oveja. El enfoque básico de cada uno, difiere demasiado el uno del otro, lo cual puede impedirles que se toleren recíprocamente sus particularidades.

MARIDO OVEJA – MUJER PERRO

Es probable que esta relación no funcione, porque el Perro es demasiado realista, y una mujer de este Signo, criticará, naturalmente, la complacencia de la Oveja y, al enumerarle sus debilidades, hará que se vuelva más pesimista que nunca. La Perrita es lo bastante razonable y afectuosa, pero no siempre está dispuesta a recurrir a las inofensivas mentirillas necesarias para aplacar la susceptibilidad de sentimientos de él. La Oveja necesita muchísima compasión y apoyo para poder mostrar lo mejor que tiene, y su pareja, fría y valiente, puede irritarse ante las quejas de su cónyuge y su preocupación por sí mismo. La afinidad no es mucha; cada uno tiende a acentuar los rasgos negativos del otro.

MARIDO OVEJA – MUJER JABALÍ

Una unión firme, gracias a la evidente falta de fricción. Ninguno tiene inconvenientes en hacer concesiones, y a los dos les gusta centrar su actividad en el hogar. La Jabalina es gregaria (sin mayor problema le lleva la cuerda a los demás) y no tan sensible como la Oveja que, dada su naturaleza introvertida, puede ofenderse con facilidad. Ella es menos extravagante que su cónyuge y puede ser más sociable y abierta, con lo que reducirá la timidez de él que, por su parte, puede compensar la falta de refinamiento de su mujer, y es capaz de satisfacer su ardiente necesidad de afecto y cooperación.

Share